escribe mariant...

escribe mariant...

GRACIAS POR VISITAR MI PQUEÑO RINCÓN DE LETRAS, ESPERO PASES UN RATO AMENO Y ENTRETENIDO.

Iré escribiendo aquí algunas historias protagonizadas por el Gran Espíritu, mi personaje de Madre Loba y sus vivencias con Clara y puede que alguna que otra historia donde me lleve la imaginación y la fantasía.

Mi deseo de nuevo de que sean del agrado de quien se acerca a leer.

martes, 1 de junio de 2010

Luna de Sangre 3ª parte.

Descendieron de los caballos y pidieron agua. Elena se interesó por su embarazo, Roseta halagada por el interés que esa elegante dama tenía por ella fue dando detalles sin problemas. El brillo de satisfacción de los ojos de Elena aumentaba con cada palabra.
De vuelta comentó a su marido.
. – Hermosa la gitanilla ¿ Verdad Ramiro?.
Éste sólo asintió sin saber muy bien por donde iba a derivar su mujer aunque en su pensamiento estaba la imagen hermosa de Roseta, aumentada su ya excelsa belleza por su embarazo.
. – Oh, vamos Ramiro. Reconoce que te gusta. No se me ha escapado tu mirada de deseo.
. – Es cierto que es hermosa – reconoció malhumorado – No sé que hace un insignificante campesino con esa beldad. Es una pena que se marchite en labores bajas y vulgares aunque no sé donde pretendes llegar con estas insinuaciones.

Elena no contesto al principio y se concentró en el paso tranquilo del caballo antes de volver a la carga con los planes que habían surgido en su mente.
. - ¿ Te has dado cuenta que está embarazada de siete meses? – giró un poco el cuerpo para mirarle de frente – Es perfecta para nosotros. Podríamos escribir a tu padre que estoy de ese tiempo encinta y no hemos comunicado antes por miedo a que se malograse.

Ramiro arrugó la frente sin comprender.
. – Que estupidez es esa Elena. Sabes que el médico dijo que con los problemas del último parto era muy difícil que volvieras a concebir.¿ Para qué iba a engañar a mi padre con algo que averiguará en su tiempo?
. – ¿No lo comprendes? Esa gitana es perfecta para nosotros. El hijo que espera nacerá dentro de dos meses y el campesino es de piel y ojos claros como tú. Ese niño puede pasar por nuestro y con eso nos aseguramos la fortuna de los De Pardo. No querras que esa fortuna pase a manos de tu primo ¿ Verdad?

Ramiro detuvo el paso de su caballo y miró adusto a su mujer.
. – Claro que no, pero ¿ Crees que esos dos nos van a entregar a su hijo por las buenas? Has visto igual que yo la ilusión de ese chico cuando hablaba del bebé.

Elena dio un tirón de las riendas y encaró su caballo con el de su marido.
. – No estaba pensando pedírselo. Los accidentes ocurren y nos podríamos llevar la gitana a casa. No me importa lo que hagas con ella. Sé cuanto te gustaba entrar en mi cama cuando yo estaba embarazada.

Ramiro fijó la mirada en la de su esposa largo tiempo comprendiendo al fin las ideas que la rondaban.
. – Quizá porque era el único periodo en el que dejabas de ser un témpano – reprochó enfadado – Serían las hormonas – resopló con fuerza – ¿ Quieres acabar con la vida de ese muchacho? ¿ Y la gitana? No creo que accediera de buen grado a mis requerimientos.

. – Eso nunca fue un problema para ti – dijo mordaz – Siempre he sabido tus historias con las criadas y he visto las señales en su cuerpo. Las consentí con la esperanza de que concibieran un hijo pero parece que el problema no es sólo mío o que las elegidas no eran demasiado fértiles.

. – Eres diabólica Elena – exclamó sonriente – Escribiré a mi padre y estudiaremos esta noche la forma de deshacernos del granjero. Por cierto ¿ Qué pretendes que hagamos con la gitana cuando nazca el niño?.
. – Es una simple gitana. Le ofreceremos mucho dinero. No creo que lo rechace cuando se vea sin un marido para llevar la granja.
. – ¿ Y si no acepta?.
. –Espero que lo haga – dijo enderezando el caballo y colocándolo al paso – Por su bien.

Continuará...
Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails